Comparativa

Comparativa: Ford Focus RS / VW Golf R / Honda Civic Type R

Versiones comparadas:

Luis Meyer

24/04/2016 - 08:00

Os invitamos a un encuentro salvaje. Así lucen estos tres amenazantes compactos en el circuito de pruebas de Bridgestone, en Roma. Pero no es solo el exterior: dentro de sus capós son aún más salvajes. En total, 1.000 CV. Comparativa: Ford Focus RS / VW Golf R / Honda Civic Type R

Te traemos tres compactos extremos. El nuevo Ford Focus RS rinde 350 CV y lleva tracción integral. El Honda Civic Type R, con 310 CV, casi está concebido solo para circuito. Y el Volkswagen Golf, nuestro tercer candidato, lleva dos litros de cubicaje, rinde 300 CV, tracción integral y es un coche muy veloz. ¿Cuál de los tres ganará esta carrera? Comprobémoslo. Comparativa: Ford Focus RS / VW Golf R / Honda Civic Type R

El VW Golf R es el más deportivo de todos los tiempos no lo aparenta en su exterior. Aparte de sus entradas de aire delanteras y los cuatro escapes ovalados en su difusor negro, el R no luce mucho más imponente que un modelo TDI. Las llantas de 19 negras, eso sí, destacan con su color verde metalizado. El interior goza de los buenos acabados que ya conocemos del Golf, pero le faltan más detalle deportivos. Por un precio extra, se añaden programas de conducción como el modo Race. Los asientos son menos radicales que los de sus rivales, pero también más cómodos, aunque el agarre lateral no es su fuerte. Un coche que pasa desapercibido… Hasta que encendemos su motor turbo. 

La turbina insufla a sus dos litros de cuatro cilindros unos poderosos 300 CV. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y la punta llega hasta los 250 km/h. Sus rivales son más rápidos, pero con consumo combinado de solo 6,5 litros, es el más ahorrador de los tres. Es el más caro de los tres, pero también el más polivalente. Los domingos te puedes ir a dar una vueltas al circuito, y los lunes te llevará cómodamente al trabajo. Combina estas dos caras como ninguno de sus rivales.

El Golf R ofrece el mejor compromiso entre deportividad y uso diario. Es increíblemente equilibrado. Gracias a su tracción integral, en circuito nunca te sorprenderá con una reacción violenta en los cambios de apoyo, el coche tiene un rodar armónico y confortable, y, lo mejor: en modo Race, emite un sonido estremecedor por sus cuatro escapes. 

El Honda Civic Type R es sin duda el más radical de este trío. Eso ya lo demuestra su carrocería: faldones anchos, un enorme alerón y entradas de aire destacadas. Una óptica que continúa en su colorido habitáculo, con un pomo del cambio metalizado y baquets en rojo intenso. Lo que el japonés promete estéticamente lo demuestra en el circuito. 

Su dos litros turbo de cuatro cilindros rinde 310 CV y acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos. Más lento que sus rivales, pero el más veloz con una punta de 270 km/h. El consumo combinado es de 7,3 litros, y es el más barato de los tres. Pesa 1.400 kilos, de modo que también es el más ligero. 

No cabe duda de que el Civic Type R es el coche de carreras de esta comparativa. Increíblemente preciso y manejable en este circuito, es increíblemente divertido de conducir, empuja mucho con sus 310 CV y, para ser un tracción delantera, siempre pasa por curvas muy neutral, incluso cuando acelero a fondo a la salida de un giro, no siento ninguna interferencia en el volante. El coche se pega al asfalto como con Super-Glue y no requiere prácticamente hacer correcciones de trayectoria. Es, en definitiva, un deportivo muy redondo y honesto. 

El nuevo Ford Focus RS es la tercera generación desde 2002. Su exterior es claramente más deportivo y agresivo que e Focus normal. Pero por dentro, aparte de un poco instrumentación añadida, permanece discreto. Los baquets opcionales Recaro, eso sí, ofrecen un agarre lateral excelente. Si la anterior generación de tracción delantera ya era muy rápida, esta directamente vuela sobre el asfalto con su tracción integral. 

Su 2,3 litros Ecoboost de cuatro cilindros rinde nada menos que 350 CV. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,6 segundos, más rápido que sus rivales. La velocidad punta es de 266 km/h, solo un poco más lento que el Honda. El consumo, de 7,7 litros, es el más elevado de este test. No sorprende: con 1.563 kilos, también es el más pesado. 

El Focus es claramente más deportivo que el Golf. Y también es el más potente de esta comparativa. Pero en circuito afloran las diferencias. Pesa unos 160 kilos más que el más ligero, el Civic, y eso se nota en las curvas cerradas. Entras muy rápido, pero como no mantengas la trayectoria perfecta, perderás empuje. Con todo, es un coche muy equilibrado y, sobre todo: muy divertido. 

Los tres dan el do de pecho en la vuelta rápida, pero, ¿cuál es la verdadera bestia en circuito? 

Cada uno tiene su personalidad. El Civic Type R es un coche enfocado al circuito: muy vivo, potente y ágil, es realmente divertido de conducir. Su ventaja: peso más bajo y tracción delantera. Con todo, se queda en el tercer puesto, ya que está mu limitado al circuito. Diferente a nuestro ganador, el Focus RS: lleva tracción total y es e más potente de la comparativa, es muy manejable y ágil, y también ofrece muchas sensaciones al volante. En segunda posición tenemos al Golf. Es un buen coche, potente, polivalente y equilibrado, pero flaquea en sensaciones deportivas. 

Al final queda claro que la bestia radical para circuito es el Civic Type R. El Focus RS también es muy eficaz, lleva tracción integral y es el más potente de los tres. El Golf es el más equilibrado, cumple con nota en circuito y fuera de él, pero si hablamos de deportividad pura… Sus rivales son más salvajes. 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches