Comparativa

Comparativa: BMW 330e iPerformance vs Lexus IS 300h

Versiones comparadas:

Luis Meyer

14/05/2017 - 08:07

¿Son realmente los híbridos una alternativa a los hoy disputados diésel? En esta comparativa del BMW 330e iPerformance vs Lexus IS 300h demostramos que este tipo de berlinas vienen pisando muy, pero que muy fuerte.

Los motores diésel están en entredicho, y se avecinan no pocas restricciones. Por eso las marcas empiezan a buscar alternativas: ¿Qué otro sistema logra consumos reducidos sin renunciar a una buena dosis de potencia? Está claro: los híbridos. Traemos dos berlinas que tienen mucho que ofrecer. Comparativa: BMW 330e iPerformance vs. Lexus IS 300h.

Las dos berlinas apuntan alto: representan lo más granado entre las berlinas refinadas de clase media. El BMW 330e iPerformance, gracias a su grande batería de 7,6 kWh, puede recorrer hasta 40 kilómetros solo en modo eléctrico. Muchos trayectos a la oficina son más cortos que eso. Y puede recargarse por un enchufe, ya que es plug-in hybrid.

VIDEO: Estas son las 5 virtudes del Lexus IS 300h

El Lexus IS 300h no tiene esta posibilidad, de modo que solo podrás recorrer una breve distancia desde casa antes de que salte el motor de gasolina. Da igual: la dilatada experiencia de Toyota en híbridos se nota en este modelo: es increíble lo suave y silenciosa que es la respuesta de su mecánica combinada, con un 2,5 litros atmosférico y un motor eléctrico de 105 kW. Su transmisión sin fases no da ni un solo tirón. Detenerse y reanudar la marcha es, sencillamente, un placer. Porque no se nota. En ciudad, este híbrido es imbatible. Y le basta con un consumo de solo 4,8 litros.

El motor 2,0 litros turbo del BMW es más pequeño, pero traga más: en nuestro test de ahorro, 5,5 litros, una cifra que tampoco está mal. Pero su motor es más ruidos, lo que no significa más deportivo: se le nota algo esforzado. Eso sí: le saca 29 CV de ventaja al Lexus, y se nota el músculo. Acelera de 0 a 100 km/h muchísimo antes, en solo 6,4 segundos, casi dos más rápido que su rival. Esto se debe también a que el motor eléctrico siempre le provee de 100 Nm extra al de combustión de cuatro cilindros. Pero esto tiene una consecuencia inesperada para quienes estén acostumbrados al comportamiento de un BMW: el empuje extra a las ruedas traseras provoca que, en las curvas, tienda a irse hacia afuera.

Eso no implica que no sea un coche ágil, que lo es. Gracias a su chasis deportivo M, que minimiza los balanceos. Eso sí, sobre piso adoquinado, notarás los crujidos y tensiones hasta en las juntas de las puertas. Pero solo en ese caso. En el resto de situaciones, el filtrado es todo lo correcto que exige una berlina de esta categoría y precio 

El Lexus mima más a sus ocupantes, y en su interior reinan la suavidad y el silencio. Tanto placer solo se ve enturbiado por el farragoso manejo de la pantalla, con un cursor un tanto indeciso. Pero fijémonos en lo que importa: un gran mando circular para elegir los modos de conducción, desde Eco a Sport +. Varían la respuesta del acelerador, de las suspensiones y de la dirección. Pero no es tan perceptible como esperaba. 

Diferentes personalidades

Y le falta algo de 'punch' en el 'kick down': sube hasta las 6.000 vueltas, y la aceleración tiene un retardo inicial. Pero es que este coche no es para los amantes de la conducción deportiva, sino para quienes realizan largos viajes y quieren confort y refinamiento. Eso se nota ya desde el suave tacto de su pedal del acelerador. Su maletero es más grande que el del BMW (450 litros frente a 370) y su depósito de 66 litros, ante los 41 del bávaro, permiten olvidarse por más tiempo del surtidor.

Tenemos que señalar una cosa: BMW promete 40 kilómetros de autonomía en modo eléctrico, pero en nuestra prueba en ciudad, no ha pasado de 28 antes de que salte el motor de gasolina. Con las baterías vacías, el consumo ha sido de 8,3 litros. El combinado por ciudad, carretera y autovía, ha sido de 6,8 litros. Es una buena cifra para una berlina de este tamaño y prestaciones. El del Lexus ha sido mayor, de 7,3 litros, y tiene un motivo: su motor atmosférico, más grande, ha consumido más de 11 litros en el recorrido por autovía. 

¿Buscas una berlina que se ajuste a ti? Encuentra la tuya rápidamente en nuestro recomendador. 

Lecturas recomendadas

Todo sobre

BMW Serie 3 Serie 3 Berlina

Acabados de BMW Serie 3 Berlina 2012 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

8

Todo sobre BMW Serie 3

Buscador de coches