Comparativa

Cara a cara: Renault Twingo 'vs' Smart Forfour

Versiones comparadas:

Raúl Salinas

08/02/2015 - 08:00

Cara a cara entre el Renault Twingo y el Smart ForFour, aunque también podríamos decir, entre 'Zipi' y 'Zape'. Y es que estos dos urbanitas son prácticamente gemelos, ya que bajo la chapa llevan idéntica técnica. ¿Es solo una mera cuestión de gustos o existen grandes diferencias?

Te suena eso de que para encontrar lo bueno de algo hay que buscar en su interior? De eso trata esta cara a cara, posiblemente la que enfrenta a los dos coches más similares en la historia de AUTO BILD: Smart ForFour contra Renault Twingo. A priori, un empate técnico. Y es que los dos son idénticos ya desde su propio concepto: coches muy pequeños con cuatro puertas y propulsión trasera, lo que les permite un radio de giro sorprendentemente reducido. Y por supuesto, también les une la misma técnica: motores, cambio, frenos, chasis... Lo comparten todo. Y se fabrican en el mismo sitio, esto es, en la planta eslovena de Novo Mesto. Allí, los operarios cuentan con una mezcla de los componentes del Smart y el Renault, que circulan al unísono por la misma cadena de montaje. Y al final, eso sí, cada uno termina su viaje con diferente envoltorio. ¿Es por tanto una mera cuestión de gustos? No lo creas, porque en ese caso, la comparativa terminaría justo aquí...

¿Misma técnica, mismo resultado?

¡Un momento! Como ya te hemos dicho, no es tan fácil como parece. A la hora de comprar un vehículo, por muy pequeño y barato que sea, cuentan otros factores aparte del diseño de la carrocería. Por ejemplo, el dinero que cuestan. ¿Cuánto recibo por lo que pago? Y hay otros detalles a tener en cuenta: el Smart es algo más pesado; el Twingo es 10 centímetros más largo. El Smart ForFour tiene cuatro plazas, el Renault Twingo... también. Son elementos suficientes para tener en cuenta algo más que el aspecto exterior en esta comparativa.

Volvamos a su carrocería. Ya hemos dicho que el Renault es más largo, lo que en teoría significa más batalla y un rodar más suave, así como más espacio para gente y equipaje. En la teoría. Porque en el Renault Twingo la mayor longitud se pierde en los voladizos. Por ejemplo, tiene una nariz de plástico más prolongada. Y en cuanto al confort, esta es la realidad: sobre asfalto en mal estado, los dos coches responden casi igual de bien. Y es que para su tamaño, filtran con una relativa eficacia, lo que se traduce en un comportamiento general algo seco. También el espacio es prácticamente idéntico. El Smart ForFour tiene una pequeña ventaja: los ingenieros han concebido su interior de una forma más inteligente, lo que se nota en algo más de desahogo delante y detrás. Además, el asiento delantero se puede plegar si no hay ocupante, para meter objetos alargados desde detrás. Una desventaja de este sistema: algunos elementos mecánicos quedan al descubierto con cantos afilados y un niño pequeño podría dañarse. Otras minucias que pueden poner de los nervios en el uso diario: los demasiado claros armazones de los aireadores se reflejan en la luna delantera, y los botones de los elevalunas no están muy a mano que digamos.

renault twingo smart forfour

En el caso del Renault Twingo, algunos botones van situados demasiado abajo, por ejemplo el de asistente de carril. Y además: frena un poco más tarde que su rival. Aunque la diferencia, de menos de un metro, no es escandalosa precisamente.

Los motores de los dos protagonistas de este cara a cara tienen una respuesta muy viva y sorprendentemente fuerte y contundente. Un turbo se encarga de aportar chicha al motor de 0,9 litros y es cierto que, cuando lo hace, se nota mucho. Esto, junto a un pedal del acelerador bastante sensible, pueden provocar algún tirón incómodo.

La sensación general es que el motor de 90 CV trabaja algo más silencioso en el Renault Twingo, y la palanca del cambio se inserta con mayor fluidez. En el Smart puede llegar a resultar molesto en un uso continuado (un viaje, por ejemplo) un sonido constante algo más elevado, ya desde pocas revoluciones.

Hay que decir que ninguno de estos tres cilindros es especialmente ahorrador. En los consumos medidos por AUTO BILD los dos han estado cerca de los seis litros cada cien kilómetros de media, una cifra que se aleja bastante de los 4,3 l/100 km homologados por ambos. Claro que hay que decir que los hemos probado especialmente por ciudad y ahí aumenta el consumo bastante, a pesar de contar con Start-Stop.

Tampoco ninguno es especialmente generoso con el equipamiento. En el Renault Twingo, por ejemplo, para contar con climatizador hay que pagar un extra, aunque no es mucho (250 euros), mientras que en el Smart ForFour lo tienes de serie. Un elemento importante que ya, por sí solo, casi iguala la diferencia de precio entre ambos. Eso sí, en el Twingo tienes ahora mismo un descuento de 400 euros. En ambos, si quieres unos asientos delanteros con calefacción, tan apreciados en estas fechas, tendrás que pagar: 200 euros en el Twingo y 290 en el ForFour. También en los dos el navegador es un extra, pero el sistema de sonido sigue siendo demasiado complicado en Renault. ¿Para cuándo una radio donde memorizar las emisoras sea más sencillo?

Conclusión

smart forfour renault twingo

El Smart gana frente al Twingo. No es la mejor oferta, ya que es algo más caro, pero lo compensa con su equipamiento, sobre todo por el climatizador y el 'airbag' de rodilla. Tampoco muestra un mejor comportamiento dinámico aunque, eso sí, la distancia de frenado es algo más corta. Pero brilla en el apartado multimedia y tiene un aspecto y, sobre todo, un equipamiento más moderno. Factores ambos muy importantes y que se valoran mucho en esta liga.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Smart ForFour. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 30 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más recomendable por su calidad-precio lo ofrece Nuez seguros, por 340 euros.
 
Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de Direct Seguros. Cuesta 236 euros con franquicia de 180 euros.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches