Comparativa

Coches 4x4

Cara a cara: Audi Q2 vs Mercedes GLA

Versiones comparadas:

Luis Meyer

11/10/2016 - 16:00

Enfrentamos al nuevo SUV pequeño de Audi contra uno de sus rivales directos entre los modelos alemanes. En este cara a cara del Audi Q2 vs Mercedes GLA, queda probado que, aunque comparten segmento, son muy diferentes.

Con el Q2, Audi ha entrado de lleno en la liga de los mini SUV. Tecnológicamente cercano al Golf, y como marca la tendencia, con protectores camperos en una carrocería elevada de solo 4,19 metros de largo. Para comprobar de lo que es capaz, lo enfrentamos a un rival directo. Cara a cara: Audi Q2 vs Mercedes GLA. 

Mercedes, por su parte, desembarcó en este segmento con otro SUV compacto, por mucho que mida, aun así, 20 centímetros más que su rival de Ingolstadt. Hemos elegido sus motores diésel más populares para este duelo: por un lado tenemos al Audi Q2 2.0 TDI quattro; por otro, al Mercedes GLA 200 d 4Matic. Los dos con tracción integral y cambio automático. Veamos su aspecto: el GLA es más musculoso y bajo, tiende más al concepto 'crossover'. Y eso le cuesta puntos en espacio. Detrás, dos adultos van realmente estrechos, la visibilidad es precaria y la sensación de desahogo brilla por su ausencia. 

Aquí tienes el Audi Q2 en acción:

El Q2 es más SUV en este aspecto, con flancos elevados, muchas superficie acristalada y un formas rectangulares. Sus líneas se pueden mirar sin complejos en su hermano mayor, el Audi Q7. En espacio no, desde luego. Su pequeña carrocería lo limita, aunque hay que decir que sorprende el hecho de que cuatro pasajeros puedan viajar sin problemas, los de detrás incluso con cierto confort. La mecánica es un cuatro cilindros diésel de dos litros que rinde 150 CV y 340 Nm. Mercedes, por su parte, monta un 2,1 de 136 CV y 300 Nm. Esta es una ventaja teórica para el Audi.

¿Quieres ver cómo responde el GLA en el campo?

Dentro del Q2 los acabados rayan a buena altura, pero nos ha parecido que hay demasiadas superficies duras para este rango de precios. Y otros detalles como, por ejemplo, el Head-up display opcional, que no proyecta los gráficos directamente en el parabrisas, sino en una pieza acristalada independiente sobre el salpicadero. El interior del GLA, como hemos dicho, puede llegar a ser algo claustrofóbico en las plazas traseras. En general predominan los buenos acabados y materiales, aunque se combinan con algunos plásticos duros que no nos han convencido. Sí nos ha gustado que el airbag de rodillas o una función de llamada de emergencia sean de serie. Aunque un accidente será algo inhabitual en este coche, con un rodar muy estable, un ESP muy despierto y afinado y unos frenos que detienen el coche en 37 metros desde los 100 km/h.

Claro que esto último lo hace el Audi todavía mejor: frena en 34,42 metros. Muchos deportivos de relumbrón no lo hacen en tan poca distancia. Aun cuando su carrocería es elevada, este Q2 se dirige con agilidad, su motor TDI gira con brío y las inserciones del cambio casan con su carácter. Lo mejor: además de estable y dinámico, ofrece un confort más que notable. Filtra los baches con la eficacia de coches de segmentos superiores, bastante mejor que el GLA, más grande y pesado.

Y es que el Mercedes, con un tarado más rígido, transmite demasiado a los pasajeros lo que pasa en el asfalto. Además, su motor CDI es más ruidoso, se siente en el interior casi en cualquier régimen de vueltas. 

El cambio de siete velocidades con doble embrague DCT tiene una respuesta algo menos fluida que el Q2, y en el kick down presenta un breve lapso de indecisión. Y llegamos al consumo: los dos han consumido solo 5,7 litros a los 100 kilómetros, un valor más que correcto. 

Conclusión: 

El Audi Q2 ha entrado con fuerza en el segmento de los SUV pequeños. Es más equilibrado que su rival el Mercedes y tiene menos fallos destacables. Y eso se traduce en puntos. Por eso gana este primer duelo.

¿Estás buscando un SUV que se ajuste a ti? Encuéntralo rápidamente en nuestro recomendador.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Audi

Buscador de coches