Comparativa

Audi Q3 2.0 TDI contra BMW X1 xDrive20d: estrellas SUV

Versiones comparadas:

Emilio Salmoral

10/05/2012 - 09:52

Tanto el Audi Q3 2.0 TDI como el BMW X1 xDrive20d son las estrellas del segmento de los SUV pequeños o nuevos compactos. El Audi ha sido el último en llegar, así que hemos querido hacer una comparativa con un producto maduro como el BMW. ¿Quién ganará esta batalla? ¡Se admiten apuestas!

Resulta curioso, pero tanto el Audi Q3 como el BMW X1 son los SUV más pequeños de sus respectivas gamas. Si hace unos años el Audi Q5 y el BMW X3 eran los compactos, ahora el relevo lo han tomado estos coches. Por eso, nosotros hemos hecho está comparativa. Eso sí, te adelantamos que ninguno tiene espíritu de utilitario. Sobre todo cuando coges las fichas técnicas en la mano y compruebas que el BMW mide casi 4,5 metros y el Audi cabalga muy cerca de los 4,4. Si el tamaño no te impresiona nada, seguro que cuando te diga que en la báscula estos chicos pesan 1,6 toneladas... ¿cambia tu forma de pensar? A mí me ha sucedido lo mismo que te está pasando en este momento a ti.

Por otro lado, si estás dándole vueltas a comprar cualquiera de estos coches para hacer excursiones campestres, lo mejor es que los saques de tu cabeza. Ninguno es un todoterreno auténtico y, como buenos SUV, les gusta ver el campo de lejos o en foto. Eso sí, como son grandes y sus carrocerías tienen una buena cota de altura, se permiten el lujo de puntuar muy bien en habitabilidad. Justo ahí es donde empieza a tomar forma el principal motivo de su existencia.

Hablando de interiores, no te engaño si te digo que el BMW X1 me ha decepcionado en este aspecto. Se presenta con casi 10 centímetros más de batalla y no la ha sabido aprovechar ni para ofrecer un espacio mayor para las piernas de los pasajeros ni un maletero con más capacidad (se queda en 420 y su rival en 460 litros). ¿Qué ha pasado? Pues parece que se ha ido todo en la zona delantera en la que ofrece más hueco. Además, los asientos son de mayores dimensiones tanto por la banqueta como por el respaldo. Hasta aquí, todo perfecto. Es más, el salpicadero del X1 me parece más práctico y mejor acabado que, por ejemplo, el antiguo X3. Pero cuando regulo el volante, me encuentro con una espuma que sale de la columna de la dirección que me deja con la boca abierta. "¿Cómo ponen esto aquí? En cuatro años se va a estar cayendo a pedacitos", me digo.

Por supuesto, en el Audi Q3 2.0 TDI no me encuentro ninguna sorpresa de este estilo. Todo es correcto, queda a mano, los acabados son buenos (peores que los del Q5) y el salpicadero es práctico. Es decir, es muy Audi. Dicho de otro modo: visto uno, vistos todos. Los chicos de Ingoldstadt saben que tienen una fórmula que funciona y piensan explotarla hasta la saciedad. Lo mismo sucede con el diseño exterior. El BMW X1 xDrive20d no va a pasar a la historia de la marca bávara como su modelo más bonito, pero el Audi Q3 lo hará como el Audi Q5 en pequeño: casi las mismas ópticas traseras, una mirada delantera a lo Audi A6 y unas proporciones muy similares a las de su hermano mayor.

¿Dinamismo? ¡BMW!

Cuando pruebas el Audi también sabes que vas a tener pocas sorpresas. Este coche es como ese niño empollón que en el colegio siempre sacaba las mejores notas y del que se esperaba siempre una actitud impecable. Así es el Audi Q3: nunca te hace un feo y siempre transmite una agradable sensación de seguridad. Pero te voy a ser claro, en materia de comportamiento no puede hacerle frente al BMW X1. El coche de Múnich, sin ser lo mejor que tiene la marca, siempre te ofrece ese plus de dinamismo con el que sueñan sus rivales.

No obstante, aunque me ha gustado mucho, reconozco que el SUV de BMW no está a la altura de lo que ofrece, por ejemplo, el nuevo Serie 3. ¡La física manda! Y debido a la mayor altura libre al suelo, la carrocería de este todocamino balancea más de la cuenta hasta que hace tope con suavidad y se pone justo en su sitio. El Audi es mucho más burgués y en cuanto aparecen las curvas empieza a suplicar con un basta ya. Pero atención, por confort de marcha el X1 no está ni mucho menos por debajo de su rival. Así que, tiene su mérito hacer un coche cómodo que resulte eficaz en carretera.

¿Y los propulsores? Pues contra todo pronóstico el 2,0 litros TDI de Audi se impone a su homólogo. Los dos tienen la misma potencia (177 CV), pero el Audi Q3 muestra mayor ímpetu y no tiene problemas en batir al BMW X1 frente al cronómetro. Completa el 0 a 100 km/h en tres décimas menos y, como los buenos motores, consume menos que su rival: 6,4 litros frente a 6,8 l/100 km. Esto le permite ofrecer una autonomía real de 1.000 km. Por otro lado, el bloque del BMW no es que sea un mal producto. Es más, durante años ha sido el mejor cuatro cilindros diésel del mercado. Pero hay que reconocer que en estos momentos está por debajo del TDI de Audi. Eso sí, que el Audi Q3 no se duerma en los laureles. El BMW X1 le puede pedir prestado el 2,0 litros diésel del Serie 3 con 184 CV en cualquier momento y las tornas cambiarían.

Donde no van a existir tantos cambios es en el equipamiento de serie. Ninguno de los dos son dados a ofrecer una dotación de fábrica muy generosa. Por ejemplo, en coches que superan los 35.000 euros tendrás que pagar casi 400 euros (en el caso del BMW) por el control de velocidad. ¡Pero si lo lleva de serie hasta un Renault Clio dCi 90 que cuesta 13.445 euros! No obstante, te recomiendo que instales extras como los faros bi-xenón del X1 por 723 euros. Como sabes, las marcas alemanas siempre han sido grandes partidarias de las listas de opciones amplias, generosas y caras. Lo mismo que el precio final: casi 37.000 para el Audi y cerca de 40.000 euros en el BMW.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Audi Q3 Q3

Acabados de Audi Q3 2011 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

9

Todo sobre Audi Q3

Buscador de coches