El blog de Vicente Cano
Vicente Cano
Cuando salgo por las noches o me subo a un coche dentro de un circuito no permito que nadie se dirija a mí con otro nombre que no sea Huracano. Sin florituras ni medias tintas, desde aquí pienso poner a caldo todo aquello que no me guste. En verano, bebo casi exclusivamente Fanta de Naranja.
08/07/11

El futuro llegará por Nevada

Hace unos días que en Nevada se aprobó un cambio legislativo cuya importancia es tal que podría llegar a afectarnos a todos los conductores del planeta. El proyecto de ley número 511 posibilita que el Departamento de Transporte de ese estado del suroeste de EEUU cree las normas necesarias para que vehículos autopilotados puedan transitar por sus carreteras. Los coches de conducción autónoma usan varios sistemas de visión por cámaras, sensores y una dirección robotizada que les permiten circular sin la intervención de un conductor (aquí tienes un ejemplo de un Volkswagen que conduce solo). 

 

Muchas compañías automovilísticas, aunque sobre todo Volkswagen, han estado desarrollando estas técnicas y sus aplicaciones durante años. De hecho, algunos de sus componentes se emplean en coches a la venta en la actualidad para mejorar sus sistemas de seguridad, como la alerta de cambio involuntario de carril. Como quedó demostrado con el programa Urban Challenge de la Darpa (Defense Advanced Research Projects Agency), un premio que se concedió entre 2004 y 2007 al vehículo automático que completase antes una ruta por el desierto del Mohabe, la conducción autónoma es tecnológicamente posible y viable. 

 

En el segundo certamen que convocó la agencia del Ministerio de Defensa de EEUU salió vencedor el proyecto de la Universidad de Stanford, que estaba participado por Volkswagen. Ambas entidades han proseguido con la investigación todos estos años y, desde 2010, un Audi TT autopilotado toma parte en la ascensión al Pikes Peak (vídeo Los mejores momentos de Audi: Pikes Peak). Es una clara demostración de los grandes avances que han conseguido -hay que pensar que en la edición 2004 del Urban Challenge ningún coche consiguió completar los 240 km del recorrido-.

 

A lo largo de este tiempo, también Google ha puesto su mirada en los coches que circulan por sí mismos. La compañía de Mountain View admitió que el año pasado uno de sus Toyota Prius de pruebas circuló a lo largo de más de 1.600 kilómetros sin conductor por las carreteras de California. Aunque los representantes de Google afirman que se encuentran en una fase de desarrollo primaria, se da por hecho que deben haber avanzado bastante para realizar semejantes test. Además, el gigante de Internet es quien ha estado presionando a los legisladores de Nevada para que aprueben esta nueva ley. 

 

Así, si viajas el año que viene a Las Vegas, no te asustes si ves circulando por allí algún coche sin personas dentro. Aunque, de momento, los legisladores tienen trabajo porque deben crear el marco legal para hacer que los coches autopilotados puedan circular por sus vías e idear un distintivo para que los conductores sepan que tienen ante sí un vehículo robotizado. Los beneficios de esta tecnología son enormes, ya que se espera creará puestos de trabajo, reducirá el consumo de carburante y los accidentes y, finalmente, el de coches, puesto que haría posible un verdadero sistema para compartir automóvil. Teóricamente. Y, mientras, nuestros políticos y asociaciones todavía dándole vueltas a lo malo o bueno que es ir a 110 o volver a 120 km/h....