El blog de Julio Tobías - Experiencia Bridgestone
Julio Tobías - Experiencia Bridgestone
Probador oficial de la Experiencia Bridgestone para AUTO BILD
27/02/12

Dejando atrás el temporal

 

Las noticias auguraban más nieve, y así fue. Apenas un par de días nevando, pero lo suficiente para que en la sierra se acumularan más de 150 cm de nieve en algunas zonas. Las carreteras nacionales por las que suelo transitar, sur de Álava, este de Burgos y la zona norte de La Rioja, se encontraban limpias, gracias al trabajo de las quitanieves, pero llenas de una buena capa de sal.

 

 

No ocurría lo mismo en las vías comarcales: en muchas de ellas hacía días que no pasaba una sola máquina quitando nieve o echando sal, y los espesores hacían poco recomendable el adentrarse con ellas con un turismo. Por muy buenos neumáticos que llevara, la tracción delantera y la reducida altura al suelo me aseguraban el quedarme 'empanzado' a la mínima. Y no era cuestión de llamar a algún amigo para que me sacara con su todoterreno. Ante todo, dignidad.

 

carretera nevada

 

Tanto en unas carreteras como en otras, los Bridgestone seguían dando lo mejor de sí mismos gracias a la profundidad de su dibujo, superior a la de un neumático convencional, que permitía un buen agarre en nieve; a los diferentes compuestos de goma, cruciales para las bajas temperaturas al no endurecerse con ellas; y a las laminillas, que proporcionan un agarre excepcional en nieve.

 

 

Pero el temporal pasó, y ha dejado una estampa primaveral en La Rioja. Sol, altas temperaturas, y ni rastro de nieve más que en las montañas. Esperemos que por lo menos venga la lluvia, donde los Blizzak tienen mucho que decir respecto a un neumático convencional.

 

 

 

 

Llegó la nieve (08/02/2012)

 

Y de que manera… Las temperaturas se han desplomado hasta los 10 grados bajo cero -que llegué a ver en el Puerto de Piqueras- y apenas han subido de los 5 positivos. Durante estos días he recorrido casi 2.000 kms con lluvia, nieve, hielo y frío...mucho frío.

 

Carretera nevada

 

El comportamiento de los neumáticos ha sido excelente. Los he probado en puertos de montaña, carreteras nacionales con curvas amplias, poca cantidad de nieve y velocidad relativamente alta, y carreteras comarcales con desniveles muy importantes curvas muy cerradas y varios centímetros de nieve y hielo debajo. En carretera nacional y sin tráfico fue fácil rodar con el asfalto blanco a más de 80 km/h; eso sí, siempre acariciando el freno y tratando de usar el motor para reducir la velocidad y tomar las curvas con más prudencia.

 

En puertos de montaña de la red comarcal, la cosa se complicó bastante. Desniveles, curvas muy cerradas, mucha nieve y hielo. La capacidad de tracción en subida era muy buena: no eché en falta las cadenas. Bajando, como es normal, había que anticipar las maniobras bastante, ya que la inercia que generaba el peso del vehículo hacía aparecer el subviraje si no llegabas ‘con los deberes hechos’ a la curva. Forzando la situación, el ABS entraba en acción y te alargaba más de lo recomendable la frenada. Pasaba lo mismo a la hora de arrancar: mejor suave, porque si no se le ‘atragantaba’ el trabajo al control de tracción y al ESP.

 

 

puerto nevado

 

 

En mi prueba me encontré con tramos en los que había pasado el quitanieves, pero al no llevar la "cuchilla" a ras de suelo había dejado zonas cubiertas de nieve que pasaban a ser hielo a las pocas horas. En esos tramos, en los que con un neumático de verano no tienes ningún agarre pero unas cadenas son excesivas, el de invierno dio lo mejor de sí, al proporcionar el mejor agarre, ausencia de ruidos y vibraciones en las zonas con menos nieve.

 

El tiempo nos ha dejado unos días de tregua, pero ya anuncian más nieve. ¡Genial!

 

 

 

Por fin llegó el día y tengo mis ruedas montadas (24/01/12/

 

Por fin llegó el día. Acudí con el coche y con mi nueva cámara FUJI -que también era parte del premio por ganar el concurso- al taller que me habían indicado, FIRST STOP, situado en Avda Burgos de mi localidad. Allí ya tenían todo preparado y nada mas llegar empezaron a trabajar con el coche.

 

En un periquete ya tenía montadas las ruedas de invierno, y para mi sorpresa, el taller se hizo cargo del almacenaje de mis ruedas de verano hasta la primavera sin coste alguno. Es un servicio que ofrecen a todos los clientes y te hace despreocuparte de ellas. Además, me permite conservar el escaso espacio libre que queda en mi trastero.

 

El día no acompañaba mucho, no por la mala climatología, sino por todo lo contrario. Quizás 12 grados y sol no sean las mejores condiciones para empezar a probar las gomas. El invierno está siendo demasiado suave y seco este año.

 

Las primeras impresiones de los neumáticos de invierno Bridgestone no podían ser mejores. Ya han rodado mas de 300 kms y qué mejor elogio se puede decir de una rueda específica para invierno que se comporta como una de verano en condiciones para las que no ha sido creada. Fantástico. No he apreciado mayor sonoridad o resistencia a la rodadura (en forma de consumo mas elevado) que con los neumáticos de verano. Quizás una de las pocas pegas que se le puede poner a este tipo de neumáticos. 

 

Esperemos que el tiempo empeore y podamos probar a fondo los neumáticos. Hasta pronto"

 

 

 

Todavía no me creo haber sido seleccionado (20/01/2012)

 

Soy un gran amante del mundo del motor. Gracias a AUTO BILD y Bridgestone tengo la oportunidad de poder contaros mi experiencia con los neumáticos de invierno. Durante la duración de esta prueba trataré de analizarlos lo mejor posible. ¡Espero que os guste!