El blog de Juan Antonio Corrales
Juan Antonio Corrales
Prefiero un derrape a una trazada limpia, un 4x4 lleno de barro a un superdeportivo de imagen impoluta y llantas relucientes. Y, por supuesto, una etapa del Dakar a una aburridísima carrera de Fórmula Uno.
07/03/11

Los coches oficiales 'eficientes' de Zapatero y compañía

El otro día me acerqué al bar de turno para tomar el típico café de sabor inquietante, pero que te deja espabilado para el resto de la jornada. Como siempre, me dispuse a echar un vistazo al periódico buscando la ocurrencia del día. Y, como no podía ser de otra manera en este país nuestro, allí estaba, en primera plana: el Plan Renove del Gobierno para los neumáticos: nuestro querido Zapatero quiere sustituir los neumáticos de 60.000 coches por otros más eficientes

.

 

¿60.000 coches? ¿Será una errata? ¿Un duende de la imprenta quizás? No me salen las cuentas. Si el parque automovilístico español tiene unos 30 millones de coches, esta medida sólo afectaría a… ¡Un 0,2 % de los conductores españoles! Bajo mi punto de vista, podría haber altercados por la potencial subvención. Y digo potencial, porque todavía no se sabe muy bien cómo se llevará a cabo (si se lleva).

 

 

 

Por supuesto, tendríamos a 60.000 vehículos de los 30 millones totales ahorrando una media de 0,3 l cada 100 km. Y, claro está, supongo que el parque móvil del Gobierno y las Comunidades Autónomas sería el primero en dar ejemplo y poner estos neumáticos eficientes. Y más teniendo en cuenta que su suma total es de alrededor de 2.300 coches (eso dejaría a los automóviles del resto de ciudadanos con 57.700 subvenciones).

 

 

Personalmente, yo creo que esta medida influirá de manera especial en uno de los modelos estrella de nuestras administraciones: el Audi A8. Efectivamente, la berlina de lujo de Audi. Y es que en España, cualquier político que se precie debe llevar un A8. Y no te vayas a creer que las mecánicas que priman son híbridas o de gasóleo. No. A los más altos representantes de la democracia les gusta pasear los valores de igualdad y solidaridad a lo grande: con motores de gasolina y grandes cilindradas.

 

 

Tenemos, por ejemplo, un discreto A8 6.0 V10 de 450 CV con tracción a las cuatro ruedas, gasolina y un moderadísimo consumo medio de 13,8 cada 100 km. Con los susodichos neumáticos, esta insignificante cifra se quedaría en otra aún más insignificante: 13,5/100 km. Sin ningún tipo de duda, el estilo de pilotaje de sus chóferes, instruidos en las más nobles artes de la conducción eficiente (yo siempre los veo conducir a velocidad constante y sin pegar acelerones), será capaz de mantener esta cifra… Salvo en ciudad, claro está, donde la media sube hasta los 20,5 litros. (20,2 con el plan energético de Sebastián).

 

 

 

Este frugal motor de 12 cilindros es uno de los ejemplos de eficiencia del Gobierno

 

 

Pero bueno, tampoco es plan de ser sensacionalista. Sus señorías también tienen a su disposición variantes más eficientes como el A8 4.2 FSI quattro (imprescindible la tracción integral) de 372 CV con una media de 9,7 litros (9,4 con la eficiencia ya comentada) y tan sólo 13,6 l/100 km en ciudad (13,3 por obra y gracia de nuestra política energética). 

 

 

¿No notáis que algo no termina de encajar? Vamos a ver. Yo no digo que el presidente de una de las potencias mundiales (en horas bajas) más amenazadas del mundo,  el Sr. José Luis Rodríguez Zapatero, deba dejar la seguridad de su coche blindado, pero hay otro tipo de cargos que podían ser un poquito más eficientes en sus decisiones de compra automovilística.

 

A sus ilustrísimas les presento un miniplan de eficiencia energética, cambiar sus moles por este híbrido: el Toyota Prius 1.8 HD Executive (hay acabados más bajos, pero creo que nuestros gobernantes se merecen una versión a la altura de sus cargos).

 

 

Precio de venta: 29.750 euros. 4,0 litros de consumo medio (3,7 con la ayuda del Ministerio de

Industria) y unas emisiones de 92 g/ km CO2.

 

 

 

Gallardón ya ha cambiado su berlina de lujo por un híbrido

 

 

Eso sí, al César lo que es del César: tengo entendido que Gallardón ya ha cambiado su berlina de lujo por un modelo de este tipo. Un detalle digno de elogio. Supongo que así colabora también en bajar los niveles de contaminación de la capital del reino. Aunque esa ya es otra batalla…