El blog de Juan Antonio Corrales
Juan Antonio Corrales
Prefiero un derrape a una trazada limpia, un 4x4 lleno de barro a un superdeportivo de imagen impoluta y llantas relucientes. Y, por supuesto, una etapa del Dakar a una aburridísima carrera de Fórmula Uno.
14/03/11

IBX: ¿El Nissan Qashqai de Seat? Me temo que llegará tarde...

Hace un mes más o menos os anunciaba que Seat podía estar preparando una sorpresa en forma de SUV para el Salón de Ginebra. Finalmente, la marca española ha presentado un concept denominado IBX, que se basa en el lenguaje de diseño del IBE, otro prototipo de la marca. Pero más allá de la estética y la deportividad implícita en su carrocerría (quizás menos de la que me esperaba) quiero plantearte otra cuestión de más enjundia: ¿Crees que con este modelo Seat remontará el vuelo en el segmento SUV allá donde el Seat Altea Freetrack desempeñó un discreto papel?

 

Vamos a empezar por lo obvio, por el coche en sí. Los ingenieros de Seat se han fijado en el diseño del Qashqai, el SUV más exitoso del momento, para desarrollar el IBX: 4,26 metros de largo, frente a los 4,33 del Nissan, 1,80 de anchura frente a los 1,78 del nipón, y 1,62 de altura frente a los 1,61 del Nissan. Sin duda alguna, si el éxito en este segmento se midiera en centímetros, éstas serían sus dimensiones.

 

En el apartado de motorizaciones, como no podía ser de otra manera, han presentando una mecánica híbrida compuesta de un motor 1.4 TSI de gasolina con 121 CV y unas baterías de iones de litio que proporcionan 45 km de autonomía en modo puramente eléctrico. Las prestaciones de esta motorización, a priori, no están nada mal: 1.050 km de autonomía y 5,5 l cada 100 km.

 

Hasta aquí todo bien. Pero, ¿y si te digo que este proyecto puede tardar en salir a la calle alrededor de tres años? Bajo mi punto de vista, eso es demasiado tiempo. Estamos dentro de un mercado que evoluciona a pasos forzados, y más en el segmento de los SUV compactos. No es que el futuro todocamino de Seat tenga que lidiar con prototipos. No. Es que ya existen modelos de calle con la mayoría de las características que ha presentado Seat en este concept.

 

Además, el todocamino tiene compañeros de Salón cuya salida al mercado es inminente: por ejemplo, el Mazada Minagi, que se presentará en 2012 con el nombre de CX-5, o incluso el futurista Renault Captur, que puede llegar a los concesionarios más pronto que tarde en forma de mini-SUV de la marca gala. Además, ambos todocaminos adelantan una serie de avances técnicos que no sólo se ciñen al apartado de mecánicas, es decir, ofrecen mucha más chicha que nuestro IBX.

 

O adelantan un poco los plazos de fabricación o mucho me temo que cuando el IBX salga a la venta, el segmento estará tan copado de mini SUV, que sus rivales estarán pensando ya en futuros mini mini-SUV.

 

El Qashqai ha conseguido el éxito que tiene por ser pionero en un concepto y adelantarse a todos. El IBX necesitará algo más que copiarlo de forma tardía para despuntar en el mercado. Desde aquí, animo al grupo VAG a que le den caña al asunto.

 

Mientras mi mensaje cala entre los directivos del grupo alemán (siempre he sido un romántico) te dejo un par de videos para que compruebes tú mismo las diferencias.