El blog de Juan Antonio Corrales
Juan Antonio Corrales
Prefiero un derrape a una trazada limpia, un 4x4 lleno de barro a un superdeportivo de imagen impoluta y llantas relucientes. Y, por supuesto, una etapa del Dakar a una aburridísima carrera de Fórmula Uno.
07/07/12

Final de las 24 Horas Ford 2012. Conclusión: quiero más

Viernes, 19.40 horas:

 

¡Madre mía, vaya salida de las 24 Horas Ford 2012! ¡Fulgurante! Nuetro famoso de Hospital Central, Ángel Rouco, ha arrancado como una exhalación y, desde el octavo puesto, antes de llegar a la primera curva del Circuito del Jarama ya se ha colocado en las primeras posiciones. ¿El precio? Unos litros de combustible que quizás puedan resultar determinantes al final de la carrera...

 

 

24 horas ford 2012

 

De cualquier forma, todavía es pronto y se puede volver a la senda del ahorro en términos de combustible. De este comienzo de las 24 Horas Ford me quedo, sobre todo, con la expresión de nuestro lector-piloto, Alberto Velascoin, que miraba todo con los ojos muy abiertos, expectante, nervioso. Ese es el tipo de sensación que gusta ver en la cara de los seguidores de AUTO BILD. Hay que llevar el mundo de los coches y las carreras a los aficionados. No solo queremos informar, sino compartir nuestra pasión.

 

Además de la ilusión que irradia el rostro de Alberto, también me ha llamado la atención, a mi  y a todo el 'pit lane', la acogida que ha tenido Ana Botella, la alcaldesa de Madrid, en la carrera de las 24 Horas Ford 2012. Nada más llegar ha sido cubierta por una nube de fotógrafos y curiosos. La única manera que ha tenido de escapar ha sido dentro de un Mustang conducido por el presidente de Ford España, José Manuel Machado. El rugir del motor de este 'muscle car' ha ahuyentado a las masas, y la alcaldesa se ha lanzado al asfalto para dar una vuelta de honor.

 

Mi turno comienza a las 21.00, así que, de momento, no os puedo comentar nada sobre las sensaciones del Ford Focus Ecoboost. Ahora toca seguir atento a la tabla de tiempos e intentar conjugar, en la manera de lo posible, velocidad y consumo moderado... Aunque de vez en cuando te veas tentado a adelantar todo lo que se te pone por delante.

 

 

Viernes 23.45 horas

 

La noche ya ha hecho su acto de aparición en las 24 Horas Ford 2012, la luces de la pista ya están encendidas y, de momento, el equipo va séptimo. La pregunta es, ¿esto es bueno, es malo, o todo lo contrario? Pues quizás la respuesta sea más ambigua que la propia pregunta. En cuanto a combustible, parece que somos uno de los equipos que más le ha cundido el depósito… pero el primero nos lleva cuatro vueltas de ventaja. ¿Qué hacer? ¿Arriesgar y subir la media de consumo para ganar posiciones, o seguir con nuestra horquilla de 10,3-10,4 l/100 km de media? Por supuesto, no os voy a desvelar la estrategia que vamos a seguir a partir de ahora…

 

Alberto, el lector-piloto, ya ha completado su primer turno en las 24 Horas Ford 2012 y, todo hay que decirlo, con buena nota. Nunca antes había corrido en el Jarama y se ha defendido como un jabato.

 

En cuanto a un servidor, la verdad es que me queda un sabor un tanto agridulce en esta primera 'batalla'. He empezado conservador, he ganado confianza y al final he mantenido un buen ritmo… Pero un 'Safety Car' con las sirenas encendidas me ha hecho perder tiempo: pensaba que tenía que frenar porque había habido un accidente… y resulta que estaba grabando unas imágenes de vídeo: definitivamente la prudencia no es la madre de las ciencias.

 

Cachís, cachís… A veces se me olvida que esto es una competición solidaria y que lo importante es el dinero que va dirigido a las ONG, pero es que la vena competitiva me puede…

 

Sábado 8.30

 

 

Me permitirás que utilice el tan manido: ¡A por ellos oé! Parece que hemos ahorrado bastante combustible, lo que nos permite empezar a empujar más fuerte en el ecuador de la carrera. De momentos seguimos sextos, pero recortando mucho tiempo a los coches que nos preceden.

 

Acabo de dejar al Alberto (lector-piloto) dentro del Focus para iniciar su segunda tanda y, la verdad, lo he visto motivadísmo. Estaba dispuesto a darlo todo y,además, con mayor margen de gasto de combustible. Aunque, por un momento, una ventanilla del coche que no subía nos ha tenido en vilo... Si no la subíamos seguro que nos penalizaba en aerodinámica y, por supuesto, consumo. La solución ha sido desbloquear el seguro. ¡Ay los nervios!

 

En cuanto a mi vuelta, una de las claves para mantener un ritmo sostenido ha sido tomarme un tanque de café a las seis de la mañana para espabilarme... ¡qué sueño! Las 24 Horas Ford te obligan a superarte continuamente: quieres ir más rápido, pero el consumo no te lo permite, por lo que buscas una y otra vez la manera de afinar en cada curva, en cada giro del volante. Llegas a estar tan concentrado que el tiempo se pasa volando.

 

Durante mi turno, dentro de las 24 Horas Ford 2012, he tenido que repostar y me han cambiado las ruedas, para no perder tiempo. Por un momento me he sentido como un piloto de Fórmula Uno. Por suerte ningun mecánico ha dejado floja las tuercas y Alberto, una vez más, lo está haciendo muy bien. Ahora a rezar para que nos llegue el combustible hasta el final. Tenemos un marvilloso Excel con todo tipo de datos de consumo, tiempos por vuelta... Tan solo es cuestión de cuadrarlos de la forma correcta. ¡Ja! Como si fuera fácil. 

 

Sábado 16.30

 

Sí, exactamente lo que estás leyendo: el miedo acecha en las 24 Horas Ford. Todos los cálculos tomados durante la carrera, todos los litros de combustible, todos los tiempos por vuelta son ahora de vital importancia, ya que una desviación del cálculo original puede dejarte sin combustible antes de terminar la carrera.

 

Tras mi vuelta, hemos bajado al sexto lugar. Siendo crítico conmigo mismo, la verdad es que no ha sido mi mejor tanda. El calor, los nervios, vete tú a a saber que... Y lo peor de todo es que ha coincidido con que un piloto del equipo ABC venía por detrás vuelta rápida tras vuelta rápida, hasta pasar de la sexta a la tercera plaza.  

 

Pero... se oyen rumores entre los equipos. Que si hemos apurado demasiado, que si no llegamos con estos litros. Esa es nuestra mejor baza, ya que nosotros si tenemos suficiente combustible. A poco que uno tenga que aminorar la marcha o se quede sin gasolina subiremos un puesto que bien vale su peso en oro: pasaríamos de ganar para la ONG SAR (Salvamento y Ayuda al Rescate) 1.000 euros más y, de paso, mejoraríamos nuetro ránking del año pasado.  

 

Te dejo para volver a la pantalla de tiempos y hablar con los coordinadores. Habrá que cruzar los dedos y confiar en la conducción de Enrique Ruiz y Ángel Rouco, nuestras dos últimas balas... pero mortales.


Sábado 21.00

 

Ya me encuentro en casa tranquilo, tumbado en el sófa y pensando en ver una película... Aunque, si te soy sincero, todavía corre por mis venas el veneno de la competición que ha inyectado en mí las 24 Horas Ford 2012. Todavía le estoy dando vueltas a las propias vueltas que hice (valga la redundancia) para ver donde tracé mal, qué puedo mejorar y evolucionar de cara a realizar una nueva edición de esta competición con mejores tiempos. Porque si me ha quedado algo claro es que quiero más. Aunque sea una competición benéfica en la que ganan todos, nos hemos quedado a un paso del quinto puesto. A un solo paso, y eso espolea mis ganas de mejorar.

 

En la foto que podéis ver más abajo, la autonomía marcaba 15 km. Lo sé, a ti te parecerán pocos kilómetros, pero al equipo le ha parecido una barbaridad. Cuando se apura al máximo el combustible, duele ver ese dato en el ordenador de a bordo. Me explico: durante las últimas vueltas pensábamos que íbamos al límite, y el ordenador ya no marcaba autonomía... pero, tras parar el coche, apareció esta cifra. Y es que aunque este elemento del coche marque cero, todavía se pueden hacer unas cuantas vueltas más, muchas más de las que te imaginas. Y ese margen es el que quizás nos ha faltado para conquistar la quinta plaza (además de otras cuestiones).

 

 

Esperábamos que nuestros rivales desfalleciesen, que no hubieran calculado bien el consumo... pero, en los útimos minutos ha sucedido una cosa que ha terminado de trastocar todos nuestros planes: en un repostaje anterior, otro equipo no ha podido hacerlo porque la bomba de combustible del surtidor no funcionaba, por lo que han perdido tiempo. Pues bien, les han compensado con una vuelta 'gratis' que nos ha llevado hasta la séptima posición.. ¡séptima posición! La verdad es que ha sido un poco mazazo.

 

Pero cuando todo parecía perdido en estas 24 Horas Ford (qué dramático me pongo a veces), cuando tan solo restaban un par de minutos para acabar la carrera, otro de los equipos se ha quedado sin combustible... y, automáticamente hemos pasado a la sexta posición. ¡Con la miel en los labios! Una vuelta más y otros rivales se hubieran quedado sin gasolina.

 

Por lo menos la ONG por la que corríamos, SAR (Salvamento, Ayuda y Rescate español) se ha llevado 9.000 euros para ayudar a sus proyectos, y eso siempre deja buen sabor de boca.

 

En cuanto a mí, a pesar de haber dormido poco y mal, de haber sudado como un 'pollo' dentro del habitáculo a las tres de la tarde (al igual que mis otros compañeros) sin aire acondicionado, me gustaría repetir la experiencia. Prometo mejorar el año que viene en las 24 Horas Ford si tengo la oportunidad de volver a correr. Porque no me vale con la sexta plaza, quiero más...