El blog de Juan Antonio Corrales
Juan Antonio Corrales
Prefiero un derrape a una trazada limpia, un 4x4 lleno de barro a un superdeportivo de imagen impoluta y llantas relucientes. Y, por supuesto, una etapa del Dakar a una aburridísima carrera de Fórmula Uno.
30/09/10

¿Controles de alcoholemia para peatones?

Atención al dato: de 211 análisis realizados por el Instituto Nacional de Toxicología a peatones fallecidos en accidentes de circulación, el 42% presentó un resultado positivo en sangre por alcohol, drogas o psicofármacos.

 

A mi juicio, esta escalofriante cifra sería suficiente para abrir un serio debate: si un conductor borracho es un peligro potencial para los transeúntes… ¿un peatón ebrio no lo sería también para los automovilistas?

 

 

Según el comunicado de prensa publicado por Tráfico donde se recoge este estudio, los viandantes bebidos tienen una percepción equivocada de su entorno, pierden visión y asumen mayores riesgos, entre otras conductas. Si una persona transita por calles peatonales o separadas por barreras de la carretera, el peligro es menor. Pero, ¿qué ocurre cuando acera y asfalto van paralelos? En este tipo de situaciones un transeúnte dominado por los efectos del alcohol puede tropezar, caerse y provocar un grave accidente.

 

No sería descabellado pedir que se realizarán controles de alcoholemia a los peatones en determinadas épocas del año y en sitios con potencial riesgo de atropellos. Por supuesto, la solución no sería multar al sujeto en cuestión, pero la autoridad podría inmovilizarle hasta que estuviera en condiciones de circular con seguridad y, si esto no fuera posible, llevarle a casa a dormir la mona. Al fin y al cabo, los efectos nocivos del alcohol afectan por igual a conductores y viandantes, que yo sepa.


¿Tú que crees? ¿Aprobarías controles de alcoholemia para peatones?