El blog de Javier de la Calzada
Javier de la Calzada
Un buen plato de jamón viendo un partido del Real Madrid puede ser un gran plan... pero te aseguro que es mejor conducir a tope en la pista de Fiorano cualquier criatura que se llame ¡Ferrari!
29/11/10

¿Eléctricos? De entrada ¡NO!

Supongo que estarás un poco harto de la saturación en prensa especializada y no tanta de la ‘corriente eléctrica’ que sufren la mayor parte de los fabricantes. La semana pasada, James Muir, presidente de Seat, afirmaba que todas las marcas llevan muchos años trabajando en esta dirección pero ¿es la única? Parece que es más importante encontrar un sustituto al motor de combustión que a Bin Laden, pero me temo que todavía le queda mucha guerra que dar, al motor de combustión, me refiero…

 

¿Sabías que en 2007 había en el mundo ocho modelos eléctricos y que en 2020 se pretende llegar a los 100? ¿Por qué esa obsesión de hacer realidad algo a lo que todavía le queda tanto por madurar? ¿Qué intereses hay ocultos en toda esta historia? Porque lo del medio ambiente y la conservación de la naturaleza y tal y tal y tal que se lo cuenten a otro…

 

 

El mes que viene se va a entregar el primer eléctrico 100x100: el Nissan Leaf. Un coche que tuve la ocasión de conducir hace un año en Japón y que me demostró su clara orientación urbana. Su funcionamiento es intachable, además cuenta con cinco plazas reales, un buen maletero y un zumbido procedente de su no-motor muy ‘cool’ pero poco ‘exciting’. ¿Tu crees que la gente está dispuesta a pagar 30.000 euros, como mínimo, por un coche con una autonomía de 160 km, como máximo? Yo no. Si me tuviera que comprar un coche mañana, el eléctrico no entraría en mi abanico de posibilidades. De momento lo tengo así de claro.

 

Los ayuntamientos están como locos para adaptarse a esta fiebre, aunque no sé si merece la pena semejantes inversiones para una estrategia que plantea que en 2014 haya 250.000 eléctricos circulando. Las marcas contemplan un 2011 más negro que la economía irlandesa. Un escenario peor que en 2010 y eso es algo que me inquieta bastante y parece que a las marca también, pero ¿cómo te imaginas la cara del dueño del concesionario de turno cuando le expliquen que si no quiere cerrar tiene empezar a vender la ‘idea de lo eléctrico’? Electrocutado se quedó…