El blog de Javier de la Calzada
Javier de la Calzada
Un buen plato de jamón viendo un partido del Real Madrid puede ser un gran plan... pero te aseguro que es mejor conducir a tope en la pista de Fiorano cualquier criatura que se llame ¡Ferrari!
10/10/11

Los planes secretos de Bentley

No es fácil que una marca como Bentley te incluya como medio o periodista en sus exclusivas presentaciones. Aunque AUTO BILD consiguió esto desde el primer momento, cada vez que nos enfrentamos a una de sus máquinas lo recordamos como algo muy especial. Hace unos años Enrique Trillo probó el Bentley Continental GT Speed en el circuito de andaluz de Monteblanco y tuvo que pasar un tiempo hasta que se le borrara la sonrisa de la cara.

 

Podía parecer que los miembros de Bentley son gente estirada que mira por encima del hombro. Pero nada más lejos de eso. Desde el primer momento están a tu entera disposición para resolverte cualquier duda que te surja e incluso pretenden dar la sensación como que se van de la lengua, aunque todo lo que revelan está perfectamente calculado.

 

La noche antes de probar el nuevo Bentley Continental GTC tuve la oportunidad de charlar en una animada cena con Wolfgang Dürheimer, CEO de Bentley, que a su vez también es el de Bugatti. Un auténtico jefazo con ganas de intercambiar impresiones... Tras los protocolarios saludos y los clásicos comentarios sobre el magnífico sitio elegido para la primera toma de contacto con el GTC en Croacia, le lanzo el primer ataque: ¿Es verdad que Bentley tiene avanazado el proyecto de un SUV? Una mueca de satisfacción se dibuja en su cara y responde: "Me gusta que exista ese rumor. Eso significa que la gente piensa en nuestra marca como algo dinámico que busca ampliar sus horizontes. Es innegable que hemos valorado esta posibilidad y anunciaremos nuestra decisión a finales de 2012".

 

Es imposible no pensar que coches como el Porsche Cayenne o el BMW X5 han conseguido obtener unos resultados fantásticos para sus marcas. Lo mismo le ha pasado a Maserati que, en el pasado Salón de Fránkfurt, presentó el espectacular pero mastodóntico Kubang. A Dürheimer se le ilumina la cara cuando le saco este punto a colación. Además, tal y como está el mercado de lujo de coches no es ninguna tontería pensar que también Jaguar tendrá su SUV rodando por nuestras carreteras en los próximos años.

 

Comienza el segundo plato y la conversación sigue girando en torno a los futuros planes de la Bentley. Ni corto ni perezoso suelta: "También estamos trabajando en un proyecto que me ilusiona bastante: un deportivo que se situaría por debajo del Continental GT y cuyas principales virtudes serían la potencia y la ligereza". Se me hace la boca agua al pensar en un coche con estas características... Para mí el Continental GT es el coche más bonito y elegante del mundo, por lo que me parece complicado pensar en un coche que lo pueda superar, aunque para estos ingleses no existe la palabra imposible.

 

Tras finiquitar el pato veo que se aproximan los postres. Estas confidencias me van a costar dos kilos... Las diferentes formas de propulsión centran ahora nuestra conversación. "No descartamos el diésel para nuestros coches" ¡Toma ya! Casi lanzo el trozo de helado que tenía ya dentro de la boca... ¿Un Bentley diésel? ¿Pero que tipo de sacrilegio es este? "Aunque sabemos que en Estados Unidos no es una alternativa válida a día de hoy, sí que pensamos en el diésel para nuestro futuro SUV". Pero no lo iba a decidir a finales de 2012... Parece que Dürheimer también se encuentra a gusto saboreando esos kilitos que también van a ir directamente a su cintura.

 

Tras el café, me ofrece que nos levantemos y vayamos hacia el bar. "Lo mejor para hacer la digestión de esta opípara cena es un buen gin-tonic". Me lo has quitado de la boca, le contesto. "Pero antes, acompáñame que te voy a enseñar una cosa". Caminamos hacia la carpa donde unas horas antes se había celebrado la rueda de prensa. Tras una puertas que habían permanecido cerradas descansa un espectacular Bentley Mulsanne. "No es un clásico Mulsanne, mira las plazas traseras". Entro, me acomodo y empiezan a surgir tablets de Apple por todos lados, otra pantalla de la manzanita escamoteda en el techo... Y todo manejado de forma táctil gracias a las ocurrencias de un genio que ya no está entre nosotros: Steve Jobs. El Bentley Mulsanne Business Executive (así es como se llama) es una auténtica oficina rodante que se comercializará únicamente bajo pedido y que rondará los 300.000 euros. "Tenemos a diez clientes chinos que nos han pedido uno". Cómo se las gastan estos orientales, son la auténtica invasión silenciosa como dice mi madre cada vez que pasa por una de sus tiendas...

 

La hora de la despedida ha llegado, mañana toca conducir la última creación, el Bentley Continental GTC. Pero no me resisto a hacerle una última pregunta: ¿Es verdad que con cada Bugatti Veyron la empresa pierde un millón de euros? "No te creas todos esos rumores. El Veyron es el perfecto banco de pruebas para testar sistemas que luego llevarán coches más asequibles. Me acabas de recordar que la semana que viene tengo una reunión con clientes de Veyron. Nos concentramos un par de veces al año para superar los 400 km/h en nuestro óvalo de pruebas".

 

Camino de mi habitación pienso en lo duro y complicado que es ser rico...