El blog de Gabriel Jiménez
Gabriel Jiménez
Me gusta juntar letras (otros coleccionan cromos...), soy Piscis con ascendente Tauro (¡tremenda combinación!), aficionado del Atlético de Madrid (un auténtico 'pupas') y odio madrugar (algún defecto debía tener).
05/04/11

Spain is different? No, es de vergüenza

Hoy empezaré con un chiste: Pepe y Manolo son dos españoles emigrados a Alemania a los que la Muerte les sorprende allá en las tierras de Goethe. Como han acumulado mal karma van directos al infierno, pero por su condición de desplazados se les da la oportunidad de elegir si prefieren el infierno alemán o el español. ¿Cuál es la diferencia? En el alemán te echan encima un cubo de mierda a las 6.00 horas, a las 12.00 h, a las 18.00 h y a las 00.00;  en el español, la tortura comienza a las 8.00 h, sigue a las 14.00 h y luego a las 20.00 h y termina a las 2.00 h. Pepe se inclina por el alemán, mientras que Manolo hace patria. Años después, en una convención de infiernos, Pepe y Manolo se reencuentran e intercambian experiencias. Pepe se confiesa:  "Estoy hasta el moño de tanta mierda. El Otto de turno no falla nunca. ¿Y tú?". Manolo, con una amplia sonrisa, reconoce: "Yo estoy encantado. Cuando hay mierda, no hay cubo; cuando hay cubo no hay mierda; y cuando hay cubo y mierda, no está el tío que la tiene que echar...".

 

 

Este chiste viene a cuento de un archivo que me han reenviado que plasma gráficamente por qué en España nos va como nos va, independientemente de quién esté al frente del Gobierno. En la primera imagen, tal y como puedes observar, se ve cómo quedó una carretera en Japón tras el terremoto del 11 de marzo pasado. Si te fijas bien en las fechas que aparecen sobreimpresionadas en la secuencia de las fotos, se deduce que al parecer los nipones han sido capaces de reconstruir la vía destrozada en tan solo una semana.

 

 

 

 

Ahora échale un vistazo a la siguiente imagen. ¡Exacto! Es España. Se trata de un cartel del famoso Plan E de ZP con el que se pretendía revitalizar la renqueante economía española.

 

 

 

Si no aciertas a leer el proyecto, te lo resumo: ¡tres meses para cambiar tres farolas de alumbrado público! Como dice el buen amigo que me ha reenviado el archivo: "tres meses para poner tres farolas y encima nos hacemos una foto. ¡Que el Señor nos mantenga la tierra firme".

 

 

Pues eso.