El blog de Kike Ruiz
Kike Ruiz
Redactor de AUTO BILD
07/07/12

Auto Bild en las 24 Horas Ford: ¡A por todas!

Sábado, 18:00 horas

 

¡Banderazo final! Hemos sido sextos en las 24 Horas Ford… No es un mal resultado y solo toca felicitar a los ganadores, la Fundación Gomaespuma que han logrado dar nada menos que 545 vueltas al Jarama. La sensación que me llevo es contradictoria: por una parte, lo das todo dentro del coche, pero por otra, no acaba siendo suficiente.

 

De todas formas, estoy muy muy contento por cómo ha funcionado el equipo SAR España patrocinado por Auto Bild: ni un solo error en los repostajes, ni una solo fallo en los relevos, ni una sola queja por el calor de más de 45 grados que hay dentro del coche… ha sido un placer conducir con este grupo.

 

El último turno lo ha hecho Ángel Rouco, que se ha bajado empapado en sudor del coche. ¡¡Fiajos en la foto!! Me decía que era imposible respirar ahí dentro, que el aire era increiblamente caliente. Lo pasó mal, pero lo ha hecho muy bien.

 

 

Al igual que Alberto, nuestro lector-piloto. No se le puede poner tacha, porque nunca había rodado en el Jarama, y éste es un trazado bastante técnico. Como él mismo contaba, la experiencia vivida ha superado todas las expectativas. Me alegro un montón...

 

La cruz la ha protagonizado Roberto Drago, que viniendo hoy hacia el circuito para hacer su segundo turno se cayó de su scooter y se rompió el codo. Muy mala suerte, la verdad.

 

Por mi parte, qué decir. Mis dos últimos turnos fueron muy duros por el calor, ya que el coche no respondía igual que por la noche. El motor no rendía igual que con las altas temperaturas del día, y era difícil mantener un ritmo competitivo sin que los consumos se fueran por encima del margen previsto. 

 

Pero lo dicho, al final muy contento con la experiencia en las 24 Horas Ford 2012 y enhorabuena a los ganadores. Bueno, a ellos y a todos, porque como se suele decir, en esta carrera la que gana es la solidaridad.

 

El año que viene, una nueva oportunidad para mejorar… ¡A ver si hay suerte!

 

 

 

 

Sábado, 04:00 horas

 

¿Mi primer post para contar mi experiencia en la novena edición de las 24 Horas Ford? ¡Perfecto! Mi compañero Juan Antonio Corrales ya te ha ido contando en su blog los entresijos de nuestro 'fulgurante' comienzo y la primeras vueltas de nuestro lector-piloto Alberto Velascoin, así que te cuento lo que ha pasado a partir de la noche. Desde los puestos de cabeza hemos ido bajando poco a poco de posición hasta colocarnos en séptimo lugar. ¿Que somos unos 'paquetes'? Puede parecer que sí, pero en una carrera de resistencia con tanta estrategia no hay nada decidido en sus primeras seis horas. Paciencia...

 

Yo hasta ese momento (a las 0.00 horas) he visto los 'toros' desde la barrera, pero se acerca mi turno y toca prepararse. Haber rodado en el Jarama en infinidad de ocasiones da confianza para rodar de noche sin haber pisado antes la pista.

 

Cuando recorro la calle de boxes me parece que las luces del Ford Focus 1.0 Ecoboost no iluminan nada. Y las que hay en el circuito menos todavía…

 

Así las cosas, mi primera vuelta de tanteo es mala, lo suficiente como para que dos puntos de luz se claven en mi retrovisor. "O te pones las pilas Kike, o te bajan del coche rápido", me digo… Y empiezo a tratar con tiento-sutiliza-dulzura-tacto el pedal del acelerador e hilar con tiralíneas las trazadas. ¡Eureca! Parece que la cosa funciona y el coche que venía atosigándome se va quedando atrás…

 

 

Hora de concentrarse y marcar un ritmo. Desde el box, el equipo me va cantando la situación de carrera. Seguimos séptimos con 2 vueltas perdidas. Me dicen que puedo arriesgar un poco más y voy marcando un buen ritmo con un consumo moderado. ¡Sigue así, estamos recortando distancia! Veo al equipo patrocinado por el diario AS delante de mí y me voy a por ellos. No me lo pone fácil pero acabo adelantándole. Al final devuelvo el coche en sexto lugar y con una sola vuelta de desventaja… La cosa marcha y hay que seguir empujando.

 

Ahora me toca descansar. Hasta mañana por la tarde no me vuelvo a subir al coche. Entre tanto, nuestro lector-piloto va a hacer su segundo turno. ¡Ánimo Alberto!