El blog de Emilio Salmoral
Emilio Salmoral
Si eres de los que piensas que cada 'cacharro' tiene algo interesante. Tu corazón palpita cuando ves una carretera con curvas enlazadas y te emocionas al escuchar un motor a 8.000 rpm. Querido amigo... hablamos el mismo idioma. Aquí charlamos de coches, de conductor a conductor, de aficionado a aficionado y de probador a probador.
29/07/11

Mi Golf GTI Mk1 de rallys de regularidad

Después de unos meses de duro trabajo, por fin tengo acabado el VW Golf GTI Mk1 que utilizo para hacer rallys de regularidad. Como sabes, el pasado mes de marzo empecé a trastear con él (puedes verlo en pinchando en el primer post de mi blog) y quiero contarte la pequeña preparación que le hecho. No he querido hacer un coche de carreras al 100%, es decir, un coche que solo lo pueda utilizar en competición. Mi intención era tener un coche divertido, fiable y eficaz en cualquier tipo de superficie (en estos rallys la carreteras son buenas, malas y terriblemente bacheadas y estrechas). Además, el coche tiene que ir bien por autopista ya que me gusta ir rodando con mi coche a los rallys tal y como se hacía antaño (los participantes de la Copa TS iban con los R8, corrían con ellos y se volvían a casa rodando).

 

 

Así estaba el coche cuando lo compré en noviembre de 2009. Sí, no te reprimas, estaba bastante feo (y algo hortera) con todos los paragolpes pintados en blanco, tanta línea roja y demás. Lo compré en La Bañeza a través de mi buen amigo Felipe y el coche vino sin mayores problemas hasta Madrid. Para los curiosos, me costó 3.500 euros. No era barato pero tampoco caro. En aquella época la cotización de los GTI estaba en su momento más alto. A los pocos días, el coche entró en el taller para hacerle distribución, aceites y demás jugos. Después se tiró unos meses en el taller de pintura de Manolo y en febrero de 2010 hice mi primer rally de clásicos: el de las Vegas del Tajo. Quería ver si el coche merecía la pena y por eso estuve unos meses usándolo. Como el coche me gustaba, a finales del año pasado decidí hacérmelo a mi gusto así que, lo desmonté por completo con el bueno de Miguel en nuestra querida Madriguera (un garaje que tenemos lleno de zarrios entre varios amigos).

 

 

Sorprendido me dejó el coche cuando empecé a desmontarlo. No me podía creer lo bien fabricados que están los Golf MK1. Además, todo es como un mecano; los paragolpes se sacan con cuatro tornillos, los asientos salen prácticamente solos, la moqueta no se raja al desmontarla, y los aletines van agarrados por unos simples tornillos de estrella. Al quitarlos me encontré con la cara menos divertida del coche: tenía las aletas traseras comidas por el óxido (el agua entraba dentro del aletín, se quedaba depositada y destrozaba la chapa). Además, algunos puntos de la carrocería también estaban oxidados. Así que, decidí llevarle el coche a un buen amigo y excelente maestro como es Rubén de Rusticar en Madrid. "Rubén, te llevo el coche desmontado por completo. Lo saneas, lo pintas y me lo llevo. ¿Qué te parece?", le comenté. "Que tienes bastante curro por delante!", me dijo. Lo cierto es que los dos nos pegamos un curro importante. Al final Rubén tuvo que recortar la zona de las aletas y poner las piezas nuevas (la mejor manera de acabar con el óxido). Para no tener más problemas con el óxido, aprovechó para protegerlo y aplicarle la cera de cavidades (entre otras cosas). Como el coche estaba desnudo, también le cambié todas las gomas de las puertas, cristales e interior. ¿El resultado? Un coche pintado a la perfección y en el que no verás marcas de pintura en ninguna pieza. Por cierto, muchas piezas las he comprado en Mecatechnic. Son gente bastante maja y los precios son razonables. Pero ojo, la propia VW tiene su Classic Parts Center en el que puedes comprar bastantes recambios. Yo por ejemplo, le he cambiado a mi GTI:

 

  • Paragolpes delantero y trasero
  • Faros delanteros
  • Pilotos posteriores
  • Las gomas que te comenté antes
  • Spoiler delantero
  • Pegatinas del portón trasero y lateral (un GTI tiene que llevarlas siempre!)
  • Parrilla delantera
  • Intermitentes
  • Antinieblas Hella
  • Largo alcance (psss... no digas nada, pero llevan un chorro de xenón)

 

 

¿Y la preparación mecánica? Pues de motor (por ahora) lo llevo de serie. Todo bien ajustado y a funcionar de forma fiable (bomba de agua, aceite, radiador...). Aunque el chasis sí que lleva algo más de curro. Te cuento:

 

  • Suspensión Bilstein (la mejor inversión), primero muelles Koni (muy secos), después originales (muy alto) y ahora unos reforzados (perfectos)
  • Barra de refuerzo de la suspensión delantera superior, inferior y trasera
  • Estabilizadoras KW más gruesas (muy recomendables)
  • Discos rallados y perforados Brembo
  • Pastillas Ferodo DS3000 (qué bien muerden!!)
  • Latiguillos metálicos Goodridge
  • Kit de silenblocks de poliuretano PowerFlex

 

 

El resultado es un coche divertido de conducir, muy ratonero con un eje trasero siempre despierto. Las estabilizadoras se notan muchísimo y la suspensión se traga bastante bien los agujeros. Con este GTI puedes ir muy rápido, tanto que es algo con lo que sueñan muchos de los coches modernos que pruebo a diario. Además, noto muchísimo que la rigidez de la carrocería se ha incrementado a base de tantas barras y a los puntos de soldadura que le dieron en Rusticar. El año que viene le montaré una jaula antivuelco de seis puntos e irá más rígido. Como ves, siempre se puede hacer algo como por ejemplo:

 

  • Un autoblocante Quaife
  • Discos traseros (los de un Golf GTI Mk2 se adaptan bien)
  • Freno de mano hidráulico (ayuda mucho en las horquillas!)
  • Grupo corto (para aprovechar mejor los 110 CV del motor)
  • Una razonable preparación de motor (árbol de levas de mayor cruce, mayor caudal/presión de combustible...)

Pero por ahora se va a quedar así, quiero disfrutarlo en lo que queda de año. Lo estrené en la Clásica de Las Hurdes (excelente rally), en julio ha estado en el campeonato extremeño de regularidad y en agosto me voy a hacer el Montaña Palentina, en septiembre al XII Clásica de León... ¡Vamos Golfito!

 

 

Fotos: AUTOBILD.ES, de Rusticar y Jarama Sport Clásicos