El blog de Javier Auza - II Experiencia Bridgestone
Javier Auza - II Experiencia Bridgestone
Probador de la II Experiencia Bridgestone de neumáticos de invierno. SUV.
21/03/13

Conducción por caminos rurales

Si hacemos caso al Ministerio de Fomento, el invierno ya se acaba para dar paso a la primavera. Aunque el Instituto Geográfico Nacional seguramente estará en lo cierto, esta semana hemos podido disfrutar de una nueva ola de frío y nieve. Hoy toca ver cómo se comportan los neumáticos por caminos rurales.

 

En el último post os comentaba que la experiencia Bridgestone estaba resultando intensa y la estaba disfrutando al máximo, y aun con los kilómetros acumulados hay varios apartados que todavía no he analizado y que no me gustaría dejar sin comentar. El primero de ellos es la respuesta del los neumáticos en caminos rurales.

 

Experiencia Bridgestone Blizzak LM-32

 

Conduzco un SUV que podríamos traducir como turismo con maneras de todoterreno. Aunque dispone de tracción 4x4, no está acondicionado para circular por pistas y caminos difíciles por los que sí pasarían los todoterrenos de toda la vida. Y sabiendo estas limitaciones y pensando utilizarlo en un 90% sobre asfalto, el BMW X1 fue mi elección hace casi ya dos años. Circular por carreteras nevadas era su destino. Seguramente este tipo de conducción hizo que Bridgestone me suministrara el modelo Bridgestone Blizzak LM-32 en lugar del LM-80 o LM-25 4x4.

 

Experiencia Bridgestone Blizzak LM-32 2

 

Como en carreteras nevadas no he sido capaz de encontrar su límite, decidí recorrer la comarca de Pamplona en busca de pistas de moderada dificultad en las que encontraría barro y nieve a partes iguales. Y una vez más estos neumáticos de invierno me han dejado entusiasmado.

 

Primero me dirigí a uno de los puntos más altos, el depósito de aguas desde el que se abastece parte de la ciudad, una pista en ascenso con un desnivel del 8%, de cemento rugoso que se encontraba nevada y por la que todavía no había circulado ningún vehículo. Subida tranquila sin déficit de tracción; en estas situaciones disfruto parando el vehículo en plena ascensión para reanudar lentamente la marcha y ver si las ruedas patinan, cosa que no hacen en ningún momento.

 

Experiencia Bridgestone Blizzak LM-32 2

 

Posteriormente conduje a través de pistas hasta el entorno del Museo de Oteiza, que se encuentra en un pueblecito muy agradable llamado Alzuza; el acceso se realiza por la calle De la Cuesta de dicha localidad, así que ya podéis imaginar la situación.

 

Nueva rampa de un desnivel importante cubierta también de nieve virgen de unos 5 cm de espesor que el vehículo afronta sin ninguna dificultad. Durante dos temporadas trabajé en la Estación de Esquí de Candanchú y puedo aseguraros que me he encontrado mucha nieve en mi vida, y confirmo que la tracción de estos neumáticos no tiene fin.

 

Experiencia Bridgestone Blizzak LM-32

 

Continué la ruta por caminos de tierra mientras la nieve iba derritiéndose, dando paso al barro disfrutando igualmente de la capacidad de agarre, tracción y el control de la dirección de estos neumáticos.

 

Los neumáticos Bridgestone Blizzak LM-32 han superado con éxito esta nueva prueba.