El blog de Manuel López Riego
Manuel López Riego
LADE; Freelance y emprendedor; Owner of Motor3punto0.com. Apasionado de todo lo que tenga motor, ruedas, cables o botones; Loco de la F1; Luchando por hacer de mi pasión, los coches, mi profesión.
16/11/12

Cómo ahorrar al renovar tu seguro

Con la crisis que estamos atravesando, cada vez miramos más nuestro bolsillo y uno de los grandes gastos de cada año es la renovación del seguro de nuestro automóvil, del que sólo te acuerdas cuando la aseguradora te envía una amable carta en la que te dice que eres un cliente y conductor genial y que por eso te sube la prima un 10%. Todavía puedes ser más afortunado y ni siquiera recibir esta carta y llevarte la sorpresa al ver el cargo del recibo en tu cuenta bancaria.

 

Si no quieres llevarte sorpresas hay ciertas cosas que deberías saber o tener en cuenta. Lo principal es tener clara la fecha de vencimiento de tu seguro, puesto que de no realizar correctamente y en plazo la notificación de la intención de la “no renovación”, ésta se realizará automáticamente y ya no tendrá vuelta atrás. Cuidado con devolver el recibo una vez pagado porque conlleva riesgos que trataré otro día.

 

Cuando no quieres que tu póliza se renueve de manera automática, la pregunta que surge es cómo decir no a la renovación. Las compañías de seguros tienen unos plazos establecidos por Ley, por lo que si queremos negarnos a la renovación deberemos notificarlo a la aseguradora con un plazo  de 2 meses de antelación, en virtud del artículo 22 de la ley de Contrato de Seguro.

 

Dicha notificación se deberá realizar por escrito y de manera fehaciente. Puede hacerse por correo certificado con acuse de recibo, aunque la manera más ágil, rápida y efectiva es mediante burofax (se envía desde cualquier oficina de Correos). En todo caso es sumamente importante conservar el justificante del envío. En el texto de la carta debería indicarse: nombre, apellidos, dirección y teléfono del asegurado; marca, modelo y matrícula del vehículo asegurado; número de póliza; y petición expresa de no prorroga.

 

Una vez que ya no tenemos con nuestra aseguradora actual ningún compromiso de renovación es el momento de empezar a buscar otra póliza que nos ofrezca al mejor precio las coberturas que buscamos. Para ello podemos utilizar las herramientas que internet nos ofrece, ya que con un solo click y desde casa podremos comparar y pedir presupuesto a infinidad de compañías que en muchas ocasiones ni sabíamos de su existencia pero que por ello no dejan de ofrecer productos interesantes.

 

Existen en la red muchos de comparadores de seguros, aunque casi a todos le encuentro un gran inconveniente. A la hora de introducir los datos para ver las cotizaciones de las aseguradoras te piden multitud de datos personales y de contacto que luego (seguro) utilizarán con fines comerciales y te bombardearán con mails, llamadas, sms, etc.

 

Después de haber estado bastante rato indagando en la red, sólo he encontrado un comparador que no tenga éste problema. Se trata de arpem.com. Tiene una interface muy intuitiva, y en apenas tres minutos y sin pedir ningún tipo de dato personal, nos ofrecerá sin duda el mejor precio de la red para la renovación del seguro de nuestro automóvil.

 

Entrar en cuantificar el ahorro no sería adecuado ni útil, puesto que dependerá de multitud de factores. Pero puedo asegurar que tras haber realizado la prueba con mi vehículo personal, el ahorro con respecto a la actual compañía, con las mismas coberturas, ascendía a casi un 30%.

 

¿Cuánto podrás ahorrarás tú?