El blog de Carlos Castillo - II Experiencia Bridgestone
Carlos Castillo - II Experiencia Bridgestone
Probador de la II Experiencia Bridgestone de neumáticos de invierno. Turismo.
11/01/13

Carreteras de montaña y neumáticos Brigestone Blizzak LM-32

Las carreteras de montaña de Cantabria son un sinfín de curvas lentas, calzadas estrechas y asfalto en buen estado, pero resbalan cuando aparece la lluvia.

 

Fin de semana y el tiempo no da tregua. Después de haber montado los neumáticos de invierno Brigestone Blizzak LM-32 de invierno decido probarlos en mi tramo de montaña preferido, a escasos metros de casa. Un tramo de 5 kilómetros en ambos sentidos con buen asfalto aunque muy fino, curvas lentas y sucias por el paso de animales y con musgo en las zonas sombrías.

 

Carlos Castillo en su coche a punto de probar los neumáticos Brigestone Blizzak LM-32

 

Salgo de casa y lleva un par de horas lloviendo sin demasiada fuerza. La carretera está mojada pero no hay charcos. La temperatura es de 9º y apenas unos metros ya enlazo las primeras curvas: al principio con prudencia -como digo, estas carreteras son traicioneras si están mojadas-. No tardo en coger confianza y lo primero que noto es lo bien que tracciona el coche.

 

Este Audi lleva el motor 1.9 tdi de 130 CV, con una 'patada' de la que estoy enamorado pero que en superficies mojadas hace 'perder rueda', incluso en 3ª. Pero ahora hay más agarre que con las ruedas anteriores: lógicamente no tanto como en seco, pero se terminó el 'irse de morros' en las salidas de las curvas. Hay que hacer autenticas perrerías para que las ruedas de invierno pierdan la compostura.

 

Una de las Brigestone Blizzak LM-32 a pleno renimiento

 

Aumento el ritmo con las precauciones lógicas de una carretera abierta, eso sí, sin tráfico. Marcha 2ª, 3ª, entradas en curvas con apoyos fuertes… y las Brigestone Blizzak LM-32 responden muy bien. El control de estabilidad tarda en entrar y decido desconectarlo. Se percibe bien donde está el límite y solo se nota que la trasera empieza a moverse en las frenadas fuertes pero es que ya voy 'ligero' a pesar de lo resbaladiza que parece la calzada. Ahora el limite está en la blanda suspensión de serie, que con 124.000 km puede que no esté todo lo bien que debiera.

 

Los Brigestone dan mucha seguridad. Me he quedado sorprendido y los días como hoy que llueve pero no demasiado son muy habituales por el norte. Yo nunca he montado unas ruedas de invierno, pero sí que he probado muchas marcas y nunca he tenido esta sensación de seguridad en mojado, al menos en estas condiciones. Todavía queda probar estas Blizzak LM-32 en nieve, hielo y, sobre todo, en autovía con mucho agua, que es realmente donde paso la mayoría de los kilómetros en esta época del año.

 

Audi circulando por montaña

 

Un dato: en este tramo, que como digo, lo tengo muy 'trillado' por estar cerca de casa, he notado que el ABS salta más tarde y el coche frena muy bien. Me hubiera gustado haber hecho una medición con los neumáticos Brigestone Blizzak LM-32 y los que tenía montados anteriormente.

 

Un saludo.