El blog de Alberto Velascoín
Alberto Velascoín
Piloto de la experiencia 24h Ford
07/07/12

24 horas de Ford: espéctaculo, estrategia y nervios

Sábado, 12.40 horas:

 

¡Buenos días a todos desde el puesto de prensa del circuito del Jarama y las 24 Horas Ford 2012!

 

Antes de nada, disculpad por tardar en subir este post, pero la noche es larga y no ha sido fácil informar teniendo en cuenta la tremenda locura y actividad sufrida en el box desde tempranas horas de la madrugada. Debido a ello, a 6 horas del final de la prueba voy a intentar contaros toda mi bonita y excepcional experiencia sin ocupar demasiado espacio. Perdonadme si no lo consigo.

 

Para ello voy a tratar de dividir el post en varias partes diferenciadas, para sintetizar lo importante. 

 

La carrera

 

Esta carrera es un espectáculo, de verdad. Gran culpa de ello la tiene claramente el circuito del Jarama. Cierto, no he visitado muchos, de hecho es el primero que he pisado en mi vida, exceptuando aquella mini pista de karts que había en el parque de mi ciudad en el que solo se corría por la seguridad vial, y nunca por un tiempo o un determinado consumo. Pero no es menos cierto que se presta por la dificultad técnica que tiene para ir rápido en una persona de mi inexperiencia y las curvas son muy divertidas, a lo que hay que añadir que, por lo visto, a lo largo de las horas de carrera, parece complicado mantener un equilibrio entre ritmo de tiempo bajo y consumos eficientes, al menos para gran parte de la parrilla.

 

También me parece muy importante resaltar el vehículo utilizado en las 24 Horas Ford 2012. El Ford Focus 1.0 ecoboost de 125 CV que tienen todos los equipos es un coche que me encanta. Me parece muy atractivo, más aún con el kit exterior sport que lo hace muy estilizado y deportivo. 

 

 

El motor del coche, uno de los indiscutibles protagonistas de este fin de semana sin lugar a dudas, sorprende por su consumo y eficiencia, pero lo cierto es que mucho más por la elasticidad real que tiene, ya que gracias al turbo y la forma de entregar la potencia a las ruedas desde muy bajas vueltas, se nota muy agradable y relajado de conducir yendo realmente rápido, y quién de verdad sabe, muy rápido. Además, es un tremendo gustazo la suavidad e insonorización con la se siente y con la que funciona. De hecho, ha habido un par de momentos en que yo creía que el coche estaba parado, cuando simplemente estaba al ralentí... Sensacional.

 

Entiendo mi inexperiencia en circuitos, pero lo cierto es que las emociones que se viven en este evento son de primer nivel. Para que os hagáis una idea, estoy agotado, taciturno y lo que es peor, el calor que empieza a notarse ya con nitidez en los boxes y en la pista hace que el cuerpo te pida descanso, hidratación y dormir.. Y sin embargo, aquí estoy, con 4 horas de sueño y con ganas de no parar de empujar y apoyar al equipo, nervioso en todo momento, puesto que a estas alturas de la mañana cualquier error se paga con un hundimiento irremediable en parrilla.

 

El ambiente

 

Encantador y bonito. Para alguien que no está acostumbrado nada más que a seguir las carreras desde niño como desde casa, estar aquí es un sueño. De verdad que agradezco enormemente a AUTO BILD la ocasión de disfrutar de su mano de este fin de semana. Les estaré eternamente agradecido, parafraseando la canción de Rosendo que en varias ocasiones sonó ayer tarde en el box vecino de la Fundación Gomaespuma y el periódico El Mundo y que animó mucho a todos los que estábamos por allí cerca. Son muy grandes y me han ayudado muchísimo a sentirme completamente agusto. Me lo estoy pasando genial con este completo y compenetrado equipo que formamos. Estamos muy bien situados en parrilla y a la expectativa durante toda la carrera gracias también, a la encomiable labor que hacen los voluntarios de la ONG, SAR, y los dos padrinos, ayudando en todo momento y llevado el control de la prueba desde el primer minuto, calculando tiempos, ritmos y consumos, buscando la mejor estrategia a seguir para ganar. Sin dejar de lado a nuestros increíblemente buenos y geniales coordinadores, Pedro Arnellas y Alfonso, que nos adoctrinan y ayudan en todo momento con una naturalidad y amabildad que nos hace correr con más ganas y precisión.

 

 

Mis impresiones generales de lo vivido hasta ahora

 

Creo que por la forma de contar todo lo anterior ya he adelantado bastante lo que me ha supuesto esta carrera. Estoy pasándomelo genial. Conducir por el Jarama ha sido bestial, con el corazón bombeándome adrenalina muy fuerte durante todas y cada una de las 44 vueltas que he dado al circuito. La tensión que se sufre se nota sobre todo al bajar del coche, y ver que te tiembla el cuerpo, te encuentras sudando y deshidratado. Es increíble pilotar aquí desde el primer momento en que ves el coche acercarse y te preparas para entrar como loco al habitáculo y arrancar sin perder apenas 5 segundos hasta el momento en que haces lo mismo pero al revés, para bajarte y dejar a tu compañero proseguir con su turno. Y después a apoyar al compañero y al equipo, y a ayudar en todo lo que se pueda.

 

Quiero resaltar especialmente el momento de tensión del cambio de ruedas. Es uno de los momentos álgidos de la prueba, y más teniendo en cuenta que salvo descalabro, será el único. Nos hemos preparado durante un buen rato antes, planificando la estrategia a seguir. A la hora de la verdad, una tuerca esta algo trasroscada y la pistola se atascó. ¡Qué nervios! Alfonso lo solucionó en un abrir y cerrar de ojos y todos los miembros del equipo hicieron un impecable trabajo. El resultado es un cambio de neumáticos y piloto muy rápido que nos ha permitido no perder mucho tiempo en carrera. Simplemente espectacular.

 

Actualidad de la carrera

 

Tras una prueba en la que hemos sido uno de los equipos más regulares, si no el que más, la noche fue dura porque dicha regularidad no se manifestó, relegándonos durante horas a puestos de séptimo u octavo incluso haciendo buenos tiempos. Parece que por la noche los coches han ido más finos y todos los equipos apretaron los tiempos casi calcándolos. Pero las horas posteriores al amanecer y hasta ahora empezamos a remontar, encontrándonos entre la 4ª y 5ª posición a dos vueltas del primero. Teniendo en cuenta lo que queda de carrera las estrategias respecto de la gasolina de los equipos, el final promete ser de infarto. La tensión en los boxes ahora es absolutamente manifiesta. Un error se paga carísimo. Así que mucho ánimo y a apoyar. Realmente, todavía todo puede pasar. No estamos nada lejos de alcanzar un podio.

 

 

 Así que sin nada más que decir por el momento, me despido con la intención de volver para contaos nuestros éxitos. ¡Ánimo y fuerza Autobild!